Fresco en Verano y Espacio Habitable Para el Invierno

Los propietarios de este ático, querían disfrutar de las puestas de sol durante todo el año desde su terraza con vistas al poniente. Hasta la fecha de la reforma, sólo disponían de un espacio aprovechable en verano.

Tras nuestra reforma, los propietarios disfrutan de un espacio añadido donde celebrar sus reuniones sociales en invierno sin sacrificar su terraza de verano.

Para ello, se instaló un suelo elevado, imitación a madera, resistente para exteriores y decorativo. Rematado con un alto rodapié del mismo material. Así conseguimos que nuestro suelo estuviera preparado para todas las estaciones del año.

Era muy importante poder dejar todo el espacio abierto como terraza para la época de verano, sin olvidar que fuera un cerramiento lo suficientemente eficaz para el invierno. Así pues, decidimos utilizar un techo plegable y que se recogiese para las estaciones calurosas y extensible en las más frías.